La Catedral ofrece un curso para el acompañamiento a los peregrinos en la meta del camino

La Catedral ofrece un curso para el acompañamiento a los peregrinos en la meta del camino

El Cabildo de la S.A.M.I. Catedral de Santiago es consciente de la importancia del trato en la meta del camino, por lo que permanentemente mantiene una formación de sus empleados para seguir mejorando la acogida a los peregrino. Por ello, organiza un ciclo formativo destinado a todo el personal (empleados y voluntarios) de la Basílica compostelana y de la Oficina que trata con los peregrinos. En esta dirección se encamina el cursillo que ahora se presenta, pues persigue precisamente fomentar entre su personal las aptitudes que posibiliten entender, escuchar, acompañar, animar y en definitiva acoger a los peregrinos desde el espíritu cristiano. Bajo el título “Llamados a acompañar” esta iniciativa de formación se desarrollará a lo largo de siete jornadas distribuidas en siete miércoles sucesivos.

El programa consta en ocho temas, exponiéndose uno por jornada con salvedad de uno de los días en los que está previsto que se aborden dos. Se cuenta para este ciclo con ponentes con experiencia en la pastoral del camino, que conocer el fenómeno jacobeo y viven de cerca el trato con los peregrinos.

La primera de las jornadas se celebrará el miércoles 9 de Enero y se sucederán los días 16,23 y 30 del mismo mes y los días 6, 13 y 20 de Febrero y se desarrollará en la sala Cátedra de Estudios Jacobeos del mismo Centro Internacional de Acogida al Peregrino. El horario, cada uno de los días, se prolongará desde las 14.30h hasta las 16.00h.

El acceso a este ciclo de formación permanente es libre y se puede recabar más información acerca de él en la secretaría de Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago en el teléfono 981 56 88 46 o el correo info@acogidacristianenelcamino.es.

9 de enero D. Carlos Gómez Iglesias El acompañamiento
16 de enero D. José Antonio Castro Lodeiro El acompañamiento en la Biblia
23 de enero Padre Sergio S.J. Acompañar desde la oración
30 de enero D. Carlos Gómez Acompañar al peregrino
6 de febrero Miguel de la Mata O.F.M. Revisión de la vida y dinámica de grupos
13 de febrero Miguel de la Mata O.F.M Un proceso para una nueva realidad, Itinerarios formativos
20 de febrero D. Manuel Rodríguez Aproximación a la tradición Jacobea
Testimonio de un peregrino

Testimonio de un peregrino

El  Señor se sirve en muchas ocasiones del Camino de Santiago para encender en muchísimos peregrinos una conversión profunda. En el Centro Internacional de Acogida al Peregrino sus trabajadores y los voluntarios de ACC son testigos a diario de conmovedoras historias que manifiestan cómo Dios toca el corazón de los peregrinos durante su camino. Compartimos con los lectores de nuestra web esta preciosa plegaria dirigida al Padre por un peregrino. A su llegada a Compostela la sencilla y tierna oración de este peregrino pone ante el Señor toda su vida, sus familiares, amigos, compañeros de trabajo, sus preocupaciones y esperanzas.

Padre Santo:

Más que pedirte, creo que lo importante es saber por qué razón camino.

Camino para estar más atento al amor que me regalas y que tanto me cuesta aceptar.

Camino porque me siento lejos de Claudia, porque es difícil para mí comunicarme con ella, porque se me hace complicado acercarme a ella.

Camino para que las cosas cambien, sabiendo que si quiero que esto pase debo cambiar yo.

Camino porque quiero ser instrumento tuyo. Camino por Orchy, por su felicidad, para que este alegre, para que sepa apreciar las bendiciones que tiene, camino para poder respetar sus decisiones.

Camino por Josema, para que encuentre el fuego que tú pusiste dentro de él. Camino por Mariela, para que se centre, para que pueda lograr sus anhelos, para que sea la cacata que es, para que permita que le ayude y estar cerca de ella.

Camino por mi matrimonio, para que me des paciencia, amor y la entereza de continuar alegremente.

Camino por mi país, para que sea un lugar donde mis hijos quieran vivir y disfrutar, y para que todos los que en él vivimos lo hagamos de forma digna.

Camino por los que estamos bajo la influencia del alcohol, las drogas, el poder o el dinero para que viendo más allá de esa esclavitud las podamos superar.

Camino por la oficina en la que trabajo, para que sea una fuente de tranquilidad, profesional económica y de crecimiento para nosotros los empleados y los que vienen en procura de servicios.

Caminos por Alia y su familia, por Vero y su familia, por July y su familia, por Memena y su familia y en especial por Polibio y su familia que tanta tranquilidad y paz necesitan.

Camino por mis hermanos y hermanas y sus respectivas familias.

Camino por porque deseo encontrar la razón por la que caminar a Santiago. Camino con el corazón y los sentidos abiertos, dispuestos a escucharte y a adorarte en cada paso. Quiero darte las gracias por tu presencia constante y diaria junto a mi y por la de María tu madre y también la mía. Gracias por los que han compartido sus anhelos conmigo y me han permitido llevarlos conmigo en su trayecto. Gracias por la vida que me das y gracias por las bendiciones que me regalas.

Dad gratis lo que gratis habéis recibido (Mt. 10, 8)

Dad gratis lo que gratis habéis recibido (Mt. 10, 8)

(Texto publicado en Alfa y Omega el 15 de Noviembre de 2018)

La curiosidad, el deseo de viajar, explorar otras tierras y de investigar otras culturas inclinaron a Mario Pozzati Tiepolo a dedicar su vida a la Egiptología. Nació en Venecia, en el seno de una distinguida familia que vio cómo la inquietud aventurera y pasión de Mario por la civilización egipcia le condujeron hasta el Reino Unido. En Londres, donde reside actualmente, cursó estudios en egiptología y allí desarrolló su vocación siendo conservador en el Museo Británico26

La atracción por conocer nuevos países y culturas que desde niño le habían cautivado le llevaron en 2008 a iniciar una nueva experiencia en su vida: hacer el Camino de Santiago. Sin teléfono móvil y con el propósito de evitar todo aquello que le pudiera distraer, inició en Hendaya el Camino del Norte para recorrer los más de 800 km que distan hasta Santiago de Compostela. Los pasos de Mario a través del camino dejaron en él una honda huella que le ayudó a conocer una dimensión interior, liberado de contactos con el mundo exterior sintió brotar la parte espiritual. “Tenemos una facultad espiritual cuya magnitud desconocemos, el Camino de Santiago es una posibilidad de descubrirla” relata Mario, quien afirma también que “Durante el camino todo peregrino vive un breaking – point, un momento de pararse a pensar ¿Qué estoy haciendo aquí?, ¿Por qué estoy durmiendo al lado de personas que roncan, sufriendo las inclemencias del tiempo, a merced de incómodos imprevistos, arriesgado a equivocarme y perderme en el camino? “ “Ese es el momento – sentencia Mario – en el que la parte espiritual empieza a prevalecer y en el que el peregrino abre su alma”

El silencio y la buscada soledad con la que Mario hizo aquel primer camino en 2008 le introdujeron en un ambiente de oración. La religión siempre había estado presente en su vida, pero la experiencia de aquel primer camino le mostró una profundidad mayor, hasta entonces desconocida. “Nuestra parte espiritual necesita pensar, hablar con el Señor y escucharle: orar en silencio” Pero en el mismo Camino, esa momentánea soledad se ve aderezada con una fraternidad entre peregrinos, o lo que Mario llama oración activa. “En todos los pequeños comportamientos que tenemos en la vida también estamos orando, en cada gesto que tenemos Dios está de testigo” Es por ello que el Camino de Santiago da pie inmediatamente a poner en práctica la oración del silencio, transformándola en oración activa. Durante la convivencia con los demás peregrinos, al desechar las actitudes que juzgan a los demás y al mirar a Cristo en todas las personas, alcanzamos la esencia del Evangelio. “Esta realidad no es un mero acto de bondad” afirma Mario, quien cree que al aceptar y asumir esta dinámica el peregrino alcanza una alegría espiritual que satisface la búsqueda con la que salió al camino.

Cuando Mario llegó a Santiago desde Hendaya tras su camino se acercó a la Oficina del Peregrino en la que la Catedral expide para los peregrinos la Compostela, el documento que acredita su peregrinación hasta el sepulcro del apóstol. Cuando Mario recibió su certificado, alguien de la oficina le pidió que le ayudara en el servicio de consigna de mochilas. La fraternidad que el Camino genera hizo que ante esa espontánea petición su respuesta fuera afirmativa  y quedó durante un tiempo ayudando en esta tarea improvisada. Sin embargo, este gesto fue el comienzo de un compromiso que llevó a Mario a presentarse como voluntario. Ya al año siguiente, tras terminar su segunda peregrinación a Santiago estuvo durante unas semanas con el grupo de la acogida anglófona, asistiendo a los sacerdotes que celebran la Santa Misa en inglés cada día en la Capilla de la Soledad de la Catedral. A lo largo de estos últimos años Mario ha dedicado anualmente algunas semanas al voluntariado a través de la Fundación Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago, quien coordina a centenares de personas de todas las nacionalidades que desean ayudar a los peregrinos en distintas facetas del camino y orientarles en el sentido cristiano del mismo.

En el caso de Mario, este año ha dedicado un mes a ejercer como hospitalero voluntario en el Albergue Espíritu Santo de las Hijas de la Caridad de Carrión de los Condes (Palencia) y otros treinta días en recibir y acoger a los peregrinos en Santiago en la Oficina del Peregrino expidiendo la Compostela. “En el albergue pasamos medio día con los peregrinos, que llegan antes de la hora de comer y se marchan a la mañana siguiente temprano” relata Mario “Es una excelente ocasión de introducir en ellos los valores del camino, explicar el significado de caminar hasta la tumba de uno de los apóstoles del Señor y sobre todo acompañar a los peregrinos al final del día en el encuentro de oración de la capilla del albergue”. Mario recibe constantemente por correo electrónico mensajes de peregrinos con los que ha coincidido en el albergue cuyas experiencias de conversión interior corroboran su propia vivencia.

Santiago Reyes Rodríguez.

El deán acoge a una peregrinación de presos

El deán acoge a una peregrinación de presos

El deán de la Catedral de Santiago, Don Segundo Pérez, acogió a un grupo de presos que llegaban en peregrinación desde Sarria participando en un programa de reinserción social de la cárcel de Palma de Mallorca. Los reclusos venían acompañados por el sacerdote mallorquín Don Jaume Alemany, especialmente vinculado con la fundación Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago y que es además capellán en el centro penitenciario, quien valora esta experiencia como una terapia muy positiva.

El Deán entregó a los más de 20 peregrinos su compostela en un sencillo acto que se desarrolló en la capilla del Centro Internacional de Acogida al Peregrino dirigiéndoles unas palabras de bienvenida y aliento.

Un impulso para la Acogida Cristiana en los Caminos

Un impulso para la Acogida Cristiana en los Caminos

Los pasados días 8, 9 y 10 de Noviembre el Centro Internacional de Acogida al Peregrino fue escenario del VI Congreso Internacional de ACC. Bajo el lema “El Camino de Santiago, lugar de encuentro con la fe y la historia jacobea” se reunieron en Compostela más de ochenta congresistas de prácticamente toda España y de otros países extranjeros como Francia, Irlanda, Estados Unidos, Polonia, Alemania, Filipinas, Reino Unido, Italia y Portugal. Los participantes eran tanto voluntarios, como presidentes de asociaciones jacobeas y religiosas y sacerdotes con responsabilidad pastoral en el camino.

La inauguración del Congreso corrió a cargo del Arzobispo de Santiago, Don Julián Barrio quien presentó las “Perspectivas ante el Año Santo de 2021: Peregrinos en la fe, por el camino de la esperanza y arraigados en el amor”. Mons Barrio comenzó su disertación recordando que “el Año Santo es un acontecimiento de gracia para orientar la realización integral de la persona con una antropología dinámica y dinamizadora”. En este sentido recalcó que “el Año Santo Compostelano sigue siendo una llamada a la conversión que nos ayuda a renovarnos espiritualmente, recordando los contenidos de nuestra fe y acogiendo la salvación sin olvidar la urgencia de ser evangelizadores en medio de la indiferencia religiosa, incertidumbre moral y pérdida del sentido transcendente de la vida”. Por tanto, concluyó que “ha de favorecer el despertar religioso y espiritual de las personas y de las comunidades cristianas”.

Previamente el Deán de la Catedral, Don Segundo Pérez había dado la bienvenida quien reivindicó la función de ACC ”  es necesario rememorar, recordar y compartir la amplia gama de experiencias que provocó y provoca el Camino de Santiago en el peregrino, a lo que modestamente contribuyen congresos como el que nos ocupa. Iniciativas como esta propician una amplia red de colaboración a nivel internacional”. El Deán fue claro al afirmar que “ayer, hoy y mañana es menester recuperar la esencia de la experiencia jacobea, que tiene en la espiritualidad de la acogida uno de sus bastiones más básicos. De este modo, todos los aspectos que envuelven la acogida a los peregrinos serán siempre elementos susceptibles de estudio, reflexión y puesta en práctica, buscando convertir el Camino en un lugar donde el encuentro con Dios, con el prójimo y con uno mismo sigan siendo lugares comunes de la acogida cristiana”.

En el congreso estuvo presente también el Obispo Auxiliar de Santiago, Don Jesús Fernández y participaron como ponentes también otros prelados, como el Arzobispo de Pamplona, Don Francisco Pérez, el Obispo de Astorga, Don Juan Antonio Menéndez Fernández y el de Mondoñedo-Ferrol Don Luis Ángel de las Heras CFM. También pronunciaron provechosas conferencias el Padre Miguel de la Mata OFM, el Canónigo-Archivero de Ourense Don Miguel Ángel González García, el decano de la facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, Don Gonzalo Tejerina, el Párroco de la Encina de Ponferrada Don Antolín de Cela y el profesor Isidro García Tato, investigador del CSIC. Hubo dos mesas redondas de carácter más práctico y en la que se pusieron de manifiesto experiencias particulares tanto de acogida en O Cebreiro, Monte do Gozo, Milladorio y Pamplona. Por otra parte el congreso tuvo en cuenta la experiencia de la peregrinación en el ámbito parroquial así como la animación en el seno de las comunidades parroquiales al regreso de Santiago.

Próximamente la Fundación Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago publicará el libro de actas en el que se recogerán todas las intervenciones de este VI Congreso del que sus participantes salieron entusiasmados y llenos de ilusión para proseguir en la hermosa tarea de presentar el Evangelio a los peregrinos jacobeos.

 

El manual de Acogida Cristiana se traduce al inglés

El manual de Acogida Cristiana se traduce al inglés

La Fundación Acogida Cristiana en los caminos de Santiago cuenta entre sus principales funciones con la formación permanente para los voluntarios. Frecuentemente se organizan en Santiago cursos de formación específicamente dirigidos a los voluntarios que colaboran en el Centro Internacional de Acogida al Peregrino y como complemento existe un exhaustivo manual. Esta publicación, introducida por sendos mensajes del Arzobispo de Santiago, Don Julián Barrio, y del Deán, Don Segundo Pérez, cuenta además con información práctica para conocer la ciudad de Compostela, la Catedral y otros lugares jacobeos próximos.

En este libro se presenta también una propuesta de oración y lectura bíblica con el que los voluntarios pueden diariamente vivir su colaboración en la Oficina del Peregrino desde la luz de la fe. Estas páginas, que orientan en la oración durante doce días, pretenden ser un acompañamiento espiritual para los voluntarios.

Por otro lado en el libro se exponen distintos temas que contextualizan la historia de la peregrinación y dan ideas para la acogida. De esta forma el libro cuenta con los siguientes epígrafes: El apóstol Santiago, El Camino de Santiago, El itinerario del peregrino, la Acogida Cristiana, la evangelización en la Acogida, la meta del Camino, el voluntariado en los albergues ACC, el voluntariado local y otras formas de voluntariado en la acogida.

Recientemente, y gracias a la colaboración de la asociación irlandesa del Camino de Santiago que preside Bernard Lynch, el texto de este manual ha sido traducida al inglés. De esta forma ACC desea difundir más aun su material divulgativo. El manual, tanto en español como en inglés, puede adquirirse en la oficina de ACC en el Centro Internacional de Acogida al Peregrino de Santiago de Compostela o mediante correo electrónico al precio de 10 €.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies