Los albergues ACC se distinguirán con una lámina del Apóstol

Los albergues ACC se distinguirán con una lámina del Apóstol

El Deán durante la presentación del cartel.

Durante reciente encuentro de responsables de albergues de ACC celebrado en Pamplona, el Deán de la Catedral de Santiago presentó a los participantes el cartel con el que se distinguirán estos albergues. La presencia de simbología religiosa, especialmente aquella que representa al Apóstol Santiago, es un denominador común en aquellos albergues que practican la acogida cristiana a los peregrinos. Con la intención de fomentar esta presencia y al mismo tiempo crear un símbolo reconocible para los  peregrinos que busquen albergues cristianos, ACC ha editado una lámina en la que se reproduce el Santiago sedente del parteluz del Pórtico de la Gloria.  Este cartel suscita especial interés ya que la fotografía se corresponde con la recién estrenado aspecto de la escultura del Maestro Mateo tras su restauración. El cartel incluye el logotipo de ACC, la dirección de correo electrónico y la web de la fundación para facilitar el contacto de los peregrinos con Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago.

Del mismo modo desde hace algunos meses estos mismos albergues están incorporando en el exterior una placa de metacrilato como elemento distintivo con la misma finalidad, crear una identidad corporativa para facilitar a los peregrinos que buscan este tipo de establecimientos de hospitalidad cristiana.

 

«La acogida no se realiza por grupos o al montón. La acogida es de tú a tú, de persona a persona» D. Segundo Pérez

«La acogida no se realiza por grupos o al montón. La acogida es de tú a tú, de persona a persona» D. Segundo Pérez

Don Segundo Pérez López, Deán de la Catedral de Santiago,pronunció el discurso inaugural del Encuentro de Responsables de Albergues celebrado los días 28 y 29 de Enero de 2019 en Pamplona. En sus palabras, Pérez señaló que «La propuesta cristiana de Acogida en el Camino pasa por la búsqueda y propuesta de nuestra identidad, no como una imposición sino como una oferta gratuita desde la sencillez evangélica.» En este sentido el Deán subrayó que la delicadeza con la que se recibe, habla e inscribe al peregrino quiere expresar la importancia de cada persona. «La acogida no se realiza por grupos o al montón. La acogida es de tú a tú, de persona a persona»

Con el ánimo de subrayar la importancia bíblica de la acogida, Don Segundo trajo a colación el primer relato en la Escritura en el que la acogida aparece como algo central. Abraham, padre de los creyentes, está sentado junto a su tienda en el momento más caluroso del día cuando divisa a tres hombres. Sale corriendo, se postra a sus pies, y tanto él como su esposa Sara comienzan a servirlos. Agua para refrescarse; pan, cordero, mantequilla y leche para alimentarse. Abraham ha reconocido a Yahvé en ellos. Pérez puso también como ejemplo del valor teológico de la acogida el contundente criterio de salvación del Evangelio de Mateo:  “[…] Fui forastero y me recibisteis en vuestra casa […] ¿cuándo te vimos forastero y te recibimos? […] Cuando lo hicisteis con alguno de los más pequeños de éstos mis hermanos, me lo hicisteis a mí”.

Y a este respecto Don Segundo reflexionaba diciendo: «La tradición cristiana arrastra a muchas personas que atendían y atienden a otros “en el nombre del Señor”, y convencidos de que así “atienden al mismo Señor” La afirmación de la presencia del Señor en el otro es una potente fuente de espiritualidad».

Dirigiéndose a los responsables de los albergues congregados en el encuentro, el Deán quiso dar tres claves para la acogida. El espacio: es más fácil reforzar la confianza en un entorno pensado para la acogida. El lenguaje: No habrá palabra oportuna y hospitalaria si no está profundamente arraigada en la gran clave de la acogida, que es la escucha. El corazón acoge: La acogida no se puede imponer por imperativo legal, sino que se circunscribe a la lógica del corazón. Igual que Jesús, somos llamados a acoger incondicionalmente manifestando la misericordia de Dios.

Aquí puedes leer la ponencia completa. La Acogida un valor en auge

Campaña Voluntariado 2019

Campaña Voluntariado 2019

 

En cada uno de los peregrinos el Camino de Santiago imprime una huella distinta. La espiritualidad del Camino envuelva a cada caminante y lo transforma interiormente de forma que esta experiencia les convierte en personas nuevas. Aunque esto se da con distinta intensidad en cada caso, todos los peregrinos a su llegada a Santiago manifiestan una profunda alegría e incluso muchos desean entonces comprometerse con el Camino. Una de las posibilidades para devolver a la peregrinación jacobea aquello que le ha aportado es colaborar como voluntario en la acogida a otros peregrinos. ACC ofrece la posibilidad de llevar a cabo un voluntariado en torno al Camino de Santiago.

¿Quién puede ser voluntario de ACC?

Cualquier persona de España o de otro país del mundo que haya hecho el Camino de Santiago y quiera ayudar a otros peregrinos acogiéndolos cristianamente. De forma que el único requisito es la voluntariedad y el conocimiento del fenómeno jacobeo.

¿Dónde puedo colaborar como voluntario?

ACC ofrece la posibilidad de ser voluntario en una serie de albergues en los que se practica la acogida cristiana y también en la Oficina del Peregrino de la Catedral de Santiago dando la bienvenida y expidiendo la Compostela para los peregrinos.

¿Qué trabajo hace un voluntario en un albergue ACC?

Recibir al peregrino, asignarle una cama, explicar el funcionamiento del lugar y estar a su disposición para las necesidades en las que le pueda ayudar. En todo caso una vez concretado el lugar al que el voluntario iría se especificaría las funciones concretas del voluntario en ese albergue. Ten en cuenta que en función de la capacidad de cada albergue se pueden necesitar más de una persona. Aquí puedes ver cuáles son los albergues en los que actualmente hay voluntarios de ACC.

¿Y en la Oficina del Peregrino?

En la Oficina del Peregrino los voluntarios son los encargados de estampar en la credencial el sello de la Catedral, escribir el nombre del peregrino en la Compostela, informar de los horarios de las misas y oraciones, y sobre todo, acoger cordialmente al peregrino.

¿Cuánto tiempo dura el voluntariado?

El voluntariado se organiza en periodos de quince días. Al voluntario se le asigna un día de llegada y uno de salida y tiene que viajar al lugar del voluntariado por sus propios medios. Mira este cuadro para ver cómo están organizadas las quincenas para 2019.

 

¿Y el alojamiento?

A los voluntarios se les facilita un alojamiento en los propios albergues. En el caso de los que trabajen en la Oficina del Peregrino la Catedral cuenta con unas habitaciones a disposición de quienes trabajan como voluntarios.

¿Qué más debo saber?

Trabajar como voluntario en ACC te permitirá acompañar a los peregrinos, a veces reír con ellos, en alguna ocasión consolarles y prácticamente siempre darles ánimo. Es una experiencia muy enriquecedora que te permitirá realizarte ayudando a los demás. Si piensas que la idea de ser voluntario en un albergue o en la Oficina del Peregrino te puede apetecer, puedes contactar con nosotros para solventar cualquier duda que tengas.

Me interesa ser voluntario ¿Qué hago ahora?

Escríbenos un correo electrónico (info@acogidacristianaenelcamino.es) , dinos si te gustaría ser voluntario en un albergue o en la Oficina y también en qué quincena estarías disponible. Necesitamos así mismo que en ese correo nos envíes tu currículum con los idiomas que hablas y una fotografía reciente. Nosotros tenemos que coordinar centenares de solicitudes por lo que escríbenos cuanto antes.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies